Plataforma Cultural dePromoción y Visibilización de Buenaventura

Boni Ofogo: El juglar viajero de Camerún

Boni ofogoBoniface Ofogo Nkama, uno de los más reconocidos narradores orales africanos en todo Iberoamérica, es originario de la población de Bogondo, una aldea situada entre la selva y la sabana en Camerún. Su interés por la palabra viene desde la infancia, cuando al anochecer escuchaba absorto cuentos y leyendas de África —en yambasa, la lengua de sus antepasados— muchos de ellos contados por su propio padre. Desde niño fue un estudiante excelente, sin importarle que tuviera que caminar diez o hasta 15 kilómetros para llegar a la escuela cada día, y a los 16 años se trasladó a la ciudad capital, Yaunde, donde terminó el bachillerato y estudió Filología Hispánica.

Al recibir en 1988 una beca del Gobierno español para continuar sus estudios en Madrid, cambiarían de manera permanente sus coordenadas geográficas pero jamás su pasión por la palabra. A la par de su trabajo como mediador social y cultural en varios ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, muy pronto Boni —el nombre artístico que ha elegido— se dedicó a escribir cuentos africanos y a realizar su interpretación en escena utilizando el atuendo tradicional de los griots, los narradores africanos ancestrales. Inicialmente realizaba sus narraciones en colegios, bibliotecas y escuelas de idiomas, pero a medida que su prestigio fue en aumento empezó a ser invitado a todo tipo de eventos, así como a festivales de narración oral nacionales e internacionales.

Ofogo, quien está convencido de que una de las mejores herramientas para construir puentes entre los pueblos son los cuentos, tiene un amplio repertorio de relatos tradicionales de distintos rincones del África Negra, compuesto de fábulas y leyendas que llevan al espectador a un mundo en gestación, de mitos que recrean el origen de pueblos y de razas, y de historias más contemporáneas que fustigan ciertos comportamientos y prejuicios sociales. “Empecé el viejo oficio de cuentacuentos en la universidad, como un juego, por casualidad”, explica; “ahora no puedo dejar de hacerlo. Además de un oficio digno y cada vez más reconocido, contar cuentos para mí es una forma de buscar mis raíces”.

Mario Riascos: El Poeta natural de Buenaventura

mario riascosOriundo de la población caucana de López de Micay y radicado desde los seis años en la vereda La Gloria —cercana al puerto de Buenaventura— José Mario Riascos Riascos aprendió el arte de la narración oral de labios de su abuelo, Baltazar Riascos Ángulo, quien desde muy niño le enseñó historias del mar, de los antepasados lejanos y cercanos y de las actividades cotidianas que realizaban los hombres y mujeres del Litoral Pacífico Colombiano, en donde la pesca, la minería, la agricultura, el aprovechamiento de la madera y el cuidado del bosque eran la base del sustento.

Conocido como ‘El Poeta Natural de Buenaventura’, Riascos, quien utiliza como forma  narrativa la composición de versos libres y dichos cortos llamados décimas, ha encontrado a su vez un heredero en su nieto Pablo Adrián, quien desde los cinco años se subió por primera vez a una tarima y a los doce ha recitado en numerosos escenarios de Buenaventura, Cali y Bogotá las composiciones de su abuelo y ya empieza a incursionar en sus propias creaciones.

Riascos, quien es completamente autodidacta, ha sido invitado a participar en coloquios en distintas instituciones educativas y a ofrecer recitales de su obra en sitios como el Centro Colombo Americano de Cali, la Universidad Icesi, la Universidad del Pacífico y el Festival Petronio Álvarez. A sus 55 años sigue viviendo en la que él llama “La Comunidad Negra La Gloria”, cultivando la tierra, hablando de agroturismo, conservando las tradiciones de sus mayores y transmitiendo sus saberes al nieto “para que la memoria no se muera”.

Sarah Carrère Mbodj: Embajadora de la kora

sara carrere mbodjLa artista franco senegalesa Sarah Carrère Mbodj es una de las poquísimas mujeres en el mundo que interpreta la kora, un instrumento sagrado en África Occidental, por sus características de tradición milenaria, y tradicionalmente tocado solo por varones. Ella tuvo como primer instructor al gran músico senegalés Soundioulou Cissokho, conocido como el ‘Rey de la kora’, en sus inicios hizo varias grabaciones con el grupo Xalam y posteriormente ha realizado giras por numerosos países de cuatro continentes.

Sarah es una artista verdaderamente multifacética y cosmopolita, pues es continuadora de la tradición de los griots, que le legó su célebre maestro, es también cantante, narradora oral, poeta en cuatro idiomas, Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, hija del célebre poeta y novelista Charles Carrere, Caballero de las Artes y las Letras de Francia, tía del cantante Youssou N´Dour, y viuda del príncipe Guillaume Dika Akwa de Camerún,  profesor de la Sorbona y autor entre otros libros de La Biblia de la sabiduría bantú.

Con un marcado interés académico, la artista recibió su diploma universitario del’école des Arts de Dakar (Senegal) y es laureada del prestigioso premio de la Fundación Yehidu Menuhin. Entre los proyectos de Sarah en Colombia, además de dar clases de francés e inglés, figura el de dar a conocer en los colegios, un centenar de instrumentos de su colección autóctonos de África, vinculados a una coreografía de danzas, máscaras y cuentos, a la manera de los griots, los tradicionales contadores de historias en su continente.

Gobernación del Valle del Cauca